jueves, 31 de julio de 2014

CONDENSACIONES UN MAL EVITABLE

El % de vapor agua que está en el aire del interior de la vivienda es el mismo que el del exterior más el aporte que le hacemos nosotros.

En nuestra vivienda todos generamos vapor de agua, nuestras costumbres como cocinar, ducharse, transpirar y respirar son las que lo producen. 

Un puente térmico es una zona por donde se transmite el calor o el frío.

Si la vivienda no está bien aislada y tiene puentes térmicos (zonas donde el exterior y el interior están conectados) puede aparecer condensación. Esto no es más que el vapor de agua que hemos producido que en contacto con un material frío se ha condensado. 
Cuando este fenómeno se produce en pilares o forjados de hormigón las consecuencias no aparecen los primeros días. Puede pasar un año desde que empezamos a utilizar la vivienda hasta que aparece condensación.





Esta es un imagen hecha con una cámara termográfica, donde se muestran en naranja los puentes térmicos del edificio.

Lo que vemos a continuación es el moho que crece en los pilares, ¡donde hay agua hay vida!





Para evitar condensaciones hay que resolver puentes térmicos y ventilar generosamente la vivienda.


Estas dos cuestiones se deben de tener en cuenta a la hora de proyectar una vivienda para evitar soluciones posteriores muy costosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario